noviembre 20, 2017+34 648 629 653pol@coachingrow.com" Triggering people makes them better "

Más CÓMO y Menos QUÉ

Home / Coaching / Más CÓMO y Menos QUÉ

Más CÓMO y Menos QUÉ

Por Pol Fages

Damos por hecho que conseguir lo que uno se propone produce una serie de emociones placenteras como, Alegría, Satisfacción, Orgullo, Tranquilidad entre otras.  Y también parece lógico que cuantos más logros alcancemos, más veces sentiremos esas emociones. Siguiendo la cadena, si uno goza de ellas muy a menudo y durante tiempo, incluso diríamos que esta persona es Alegre, Confiada, Tranquila y Autosuficiente. ¿Quién no firmaría?

Alguien podría alegar, que no estamos constantemente consiguiendo metas, y menos grandes metas, ya que requieren tiempo, y este es inmutable. Cambiar de objetivo por uno más asequible seria una opción, pero poca gente reemplazaría su coche nuevo acabado de comprar, por uno de segunda mano, verdad?.

Así que, ¿Qué opciones nos quedan para sentir todas estas emociones deseadas de manera frecuente?

                                                                                          —————————— SILENCIO —————————–

Igual que nos comeríamos un elefante,  recorreríamos los 3.600 km del tour de Francia, o  estudiaríamos la asignatura de todo un año, lo haríamos POR PARTES.

Sí, parece obvio, pero no por ello menos cierto. Si uno divide su objetivo en pequeñitos segmentos necesarios, bien organizados y con su correspondiente recompensa, seguramente tendremos muchas pequeñas alegrías repetidas en el tiempo, que además, potenciarán nuestra autoestima y autoeficacia para seguir el camino marcado de antemano.

Como todo método repetido las veces suficientes, acaba por interiorizarse y reproducirse de manera casi automática, como cuando vamos en bicicleta, jugamos a nuestro videojuego preferido, o le buscamos las cosas positivas a lo que nos pasa. Así que acabaremos siendo aquéllo que logramos continuamente.

“Pongamos por el caso que alguien quiere encontrar pareja. Cualquiera de nosotros le recomendaría que saliera con los amigos de fiesta a conocer chicas, o que sucumbiera alguna app buscanovias express, pero resulta que nuestro amigo no tiene ni ganas, ni manera de hacerlo. Al preguntar un poco nos confiesa que le gusta hacer manualidades y que se pasa horas en casa liado con todo tipo de maquetas.

Bien, ¿podría ejercer su devoción y además sentirse feliz, mientras conoce a su futura pareja en un curso de modelismo?

Imaginemos también que nuestro individuo no goza de unas técnicas de caza soberbias, y que además no le gusta demasiado hablar con la gente, sufriendo cuando lo hace. Pero en cambio, le fascina ayudar y enseñar a quien lo necesite. Segmentando el objetivo en partes, nuestro protagonista podría proponerse ayudar o enseñar a 2 personas al día, que por 90 días, equivalen a 180 mujeres con las que tener una interacción amable y altruista. Nada mal para empezar…”

Todo esto no suena mal, pero se podría dar la situación que no seamos Perseverantes, que nuestra Fuerza de voluntad penda de un hilo, o que sencillamente tengamos Pereza. No es algo que podamos subsanar rápidamente leyendo el manual del buen motivador, convirtiéndonos de repente en un volcán de pasión.  Además, resulta que por si no fuera poco, tenemos la cara dura de querer conseguirlo sin Sacrificios ni Sufrimientos, esperando incluso disfrutar de ello. Entonces…¿Cómo arreglamos esta ecuación?

método

“Método como estilo propio”

“Pongamos otro caso, un estudiante que se le da muy mal la química, pero por lo contrario su mano es capaz de dibujar figuras sorprendentes. El primer consejo para conseguir aprobar el examen de ciencias sería dedicarle muchas horas y sacrificar otras actividades para “empollar” la tabla periódica. Siendo el fin el mismo, solo con cambiar la manera, puede dejar de ser un “tostón”, para incluso ser un goce estudiarla.

¿Cómo? mezclando el contenido (Química) con un formato idóneo para él (Dibujo). En este caso haciendo un mural dibujado de lo que le inspira cada elemento químico, con todas sus características. Además de cumplir su objetivo , le permitiría no solo disfrutar del resultado, sino de todo su proceso.”

Parece que uno es solo feliz cuando ha llegado a la cima, cuando clava la bandera, o marca el gol decisivo, y que todo lo anterior solo fue sudor y lagrimas. Saber la manera o el método de conseguirlo parece tan o más importante que el “Qué” puramente dicho. La pregunta es, ¿uno puede sentirse realizado en el camino que transita, obviando si llega dónde se propuso?

“Algunas personas cambiarán aquello que desean, en vez de cambiar lo que hacen para conseguirlo”

Please follow and like us:
Pol Fages
Pol Fages
Soy Psicólogo, Coach y Mediador. Mi objetivo es claro, indagar en lo que eres bueno/a, potenciarlo y conseguir lo que te mereces. •Licenciado en Psicología por la Universitat Autònoma de Barcelona. •Posgrado en Psicopatología clínica en adultos en la Universitat de Barcelona. •Máster en Coaching deportivo en Institut Superior d'Estudis Psicològics. •Máster Oficial en Mediación de conflictos en la Universitat de Barcelona. •Experiencia en dinamización de personas y grupos con más de 150h de experiencia en coaching individual.
Recent Posts

Leave a Comment

Contacta

Cualquier duda que tenga, puede contactar con nosotros.

Not readable? Change text. captcha txt
realidades, origenelecciones